Clasificación de las mallas metálicas


Cuando al principio busqué información para hacerme los filtros (bazooka screen y hop spider) y saber qué malla de acero inoxidable comprar me encontré con que la información que se solía dar al respecto era un tanto confusa, por no decir directamente errónea.

La cuestión es que veía cómo distintos cerveceros definían sus mallas como de 300 ó 400 micras, por ejemplo. Esto dato puede ser cierto por sí mismo, si bien, lo que me indicaba que se citaba así como consecuencia de un error era que solían recomendar la de 400 para flor y la de 300 para pellets, cuando debería haber sido al contrario, pues la de 300 tendría unos orificios más grandes que la de 400.

Tras surfear un poco por internet rápidamente llegué a la conclusión de que se mezclaban churras con merinas, es decir, que se utilizaba la denominación de la malla como si este fuera su tamaño en micras, cosa que no es así. Voy por partes para intentar explicarme más claramente.

Lo primero sería dejar claro que es un micrómetro, micrón o micra (en inglés micron), que no es otra cosa que una unidad de longitud equivalente a la milésima parte de un milímetro y cuyo símbolo es µm.

O sea que una micra es igual a una milésima de milímetro o un milímetro es igual a mil micras. Puesto en términos científicos:

            1 µm = 0,001 mm

ó

1 mm = 1000 µm

Lo siguiente sería explicar qué son los diferentes datos de un catálogo tipo de un vendedor de mallas. Uso uno cualquiera cogido de internet:

Número de malla
Tamaño del paso
Diámetro del hilo
Superficie abierta
5
4.5 mm
0.7 mm
74
8
2.5 mm
0.8 mm
60
10
1.98 mm
0.6 mm
61
20
0.9 mm
400 µm
52
40
0.425 mm
190 µm
42
80
0.18 mm
120 µm
31
120
0.125 mm
80 µm
33
200
0.075 mm
60 µm
34
400
0.038 mm
30 µm
31

El número de malla sería no sólo la denominación al uso, sino que indica el número de hilos de acero que tiene por pulgada. Así pues es incorrecto usar este dato diciendo "he comprado una malla de 40 micrones", ya que ese número no indica longitud alguna sino el número de hilos empleados. En consecuencia una malla de 40 nos informa de que tiene 40 hilos de acero por pulgada.

El siguiente dato, el tamaño del paso, hace mención a la dimensión de cada uno de los agujeritos existentes entre hilo e hilo. En la tabla lo he puesto todo en milímetros para no liar, si bien sí que es una medida susceptible ya de ser expresado en micras a partir de cierto tamaño. Siguiendo con la malla de 40, vemos que tiene unos agujeros de 0.425 mm. Dicho en micras: 425 µm.

Explicados estos datos ya podemos advertir la importancia de saber de qué estamos hablando, ¿no? Vamos con un ejemplo con las mallas de 40 y de 400 para distinguir bien el posible error.

No es lo mismo una malla de 40 cuyos agujeros son de 425 µm, que una malla de 400 cuyos orificios serían de 38 µm. Una diferencia más que notable entre ellas, de modo que es importante distinguirlas y denominarlas correctamente.

Aunque los otros datos son más intuitivos los citaré por aquello de completar la explicación. El diámetro del hilo hace mención al grosor del acero que constituye el entramado. Este dato en combinación con el tamaño de los ojos determinan el siguiente y último dato: la superficie abierta.

La superficie se expresa en términos de porcentaje. Así un 42% nos informa de que el 42% de la superficie de la malla son agujeros, en tanto que el resto, como es lógico, es acero.

Por último por si a alguien sirve de referencia decir que yo he confeccionado mis filtros con malla de 40, o sea, la de orificios de 425 µm. Hasta la fecha la he empleado con lúpulo en flor y el resultado ha sido satisfactorio. Ningún atasco en los filtros ni en el enfriador de placas.

Lamentablemente no existe una única forma de definir los distintos tipos de mallas. Se puede emplear además de un número entero una fracción o dos números. La forma explicada es la más común. Espero en cualquier caso haya sido útil la aclaración y nos sirva sobre todo para poder diferenciar los distintos aspectos, hablar con propiedad y evitar confusiones que a nadie favorecen.

2 comentarios :

Romina Pop dijo...

Oye entonces que medida de malla es la mas recomendable para clarificar cerveza, es decir la que crea el falso fondo y que no quede turbia?

David Herrero dijo...

Hola Romina,

siento decirte que no acabo de entenderte. Creo que estás confundiendo conceptos.

Para el falso fondo se suele emplear (al menos yo empleo) una chapa de acero inoxidable perforada. Con orificios de unos 2 mm el grano no pasa y hay una buena permeabilidad para el mosto. El éxito en el filtrado en el macerado reside más en la cama de grano que no en los filtros que uses, por eso la importancia de recicular el mosto.

Para los otros filtros (como un hop-spider o los que se colocan previo al grifo) te recomiendo malla de 40 si usas lúpulo en flor o, mejor aún, la de 60, que te servirá tanto para el pellet como para la flor.

He de añadir que para no obtener una cerveza turbia conviene implementar otros métodos, como adicionar irish moss, polyclar, gelatina o frío tras la fermentación.